Visión, desarrollo y aprendizaje

El aprendizaje es un proceso complejo donde el
papel de la visión es crucial

El 73% de los niños con problemas de aprendizaje tienen problemas visuales.

Desarrollo

El desarrollo del aprendizaje es un circuito que funciona en forma de “bucle”, tenemos rutas sensoriales de entrada de información como son la visión, la audición, el tacto, el gusto, el olfato y el equilibrio; toda esta información entra al cerebro y se realiza el procesamiento de la información obteniendo una respuesta que puede ser en forma de movimiento, conducta, lenguaje o función manual.

Cuando hablamos de problemas de aprendizaje la mayoría de los profesionales, se refieren a problemas en la ruta de salida, como es la lectura, escritura, matemáticas y/o procesos cognitivos.

Pero el ser humano va desarrollándose y progresando en niveles de aprendizaje. De manera que difícilmente conseguirá alcanzar un óptimo nivel de aprendizaje cognitivo si no ha desarrollado un óptimo aprendizaje motor (integración de reflejos primitivos) y si sus rutas de entrada (visión, audición, equilibrio, etc.) no están en correcto desarrollo.

Época escolar

Ante un problema de rendimiento escolar debemos preguntar cuándo las dificultades de aprendizaje son debidas a un problema de visión y cuándo no y es aquí donde el Optometría Comportamental tiene un papel importante. Tras un examen Optométrico completo, un examen de eficacia visual más un examen de procesamiento visual, sabremos si el niño puede asumir las tareas con las que se encuentra en la edad escolar. En ocasiones, personas con problemas de aprendizaje relacionados con la visión no pueden mantener su trabajo en visión próxima. Cuidado porque hay muchas veces que se diagnostican a niños de déficit de atención con y sin hiperactividad, dislexia, etc, sin haber evaluado la FUNCIÓN VISUAL.

Como la visión y el aprendizaje están íntimamente relacionados, en muchas ocasiones un problema de aprendizaje esta enmascarando a un problema visual. Todos los niños deberían pasar un examen visual completo realizado por un Optometrista Comportamental, alrededor de la edad de comienzo de la lectoescritura.

Signos y síntomas que pueden indicar un problema visual

– Se queja de visión borrosa.
– Se frota los ojos frecuentemente.
– Dice que se le cansan los ojos.
– Tiene dolores de cabeza cuando lee o escribe.
– Tuerce algún ojo.
– Se tapa un ojo cuando lee o escribe.
– Retraso o ausencia de lectura.
– Mueve la cabeza excesivamente al leer.
– Pierde el lugar de lectura, se salta líneas al leer.
– Usa el dedo al leer.
– Problemas de velocidad lectora.
– Compresión lectora baja.
– Cortos periodos de atención.
– Confunde palabras que empiezan de forma similar.
– Dificultad para reconocer letras, palabras o formas simples.
– Se acerca mucho al papel.

– Posturas raras en la mesa.
– No puede distinguir entre la idea principal y los detalles que no son importantes.
– Problemas para aprender conceptos básicos de matemáticas, tamaño, magnitud y posición.
– Problemas para visualizar lo que lee.
– Problemas con conceptos matemáticos.
– Pobre representación visual del material presentado.
– Escritura y dibujo descuidado.
– No se mantiene sobre la línea.
– Pobre habilidad para copiar.
– Dificultad en actividades físicas que impliquen cálculo de distancias.
– Puede responder oralmente pero no por escrito.
– Problemas para aprender derecha e izquierda.
– Invierte letras y palabras.
– Dolores de cabeza o nauseas relacionadas con los deberes.

¿Tienes algunos de estos síntomas?

Si tienes alguno de estos síntomas te aconsejamos una evaluación de procesamiento visual donde evaluaremos:

– Habilidades perceptuales: memoria visual, discriminación visual, relaciones visuoespaciales, memoria visual secuencial, constancia de formas, cerramiento visual y figura fondo.

– Examen de desarrollo motor.

– Habilidades visuo-espaciales.

– Integración visuo-motora.

– Lateralidad.

– Velocidad lectora.