Algunos signos y síntomas que pueden indicar un problema visual

Estos síntomas pueden estar provocados por un error refractivo no corregido:

– Ver mal de lejos.

– Ver mal de cerca.

– Ver borroso.

– Frotarse los ojos con frecuencia.

– Cansancio ocular después de realizar tareas de cerca.

– Dolores de cabeza cuando lee.

 

También te podemos ayudar cuando te ocurra algo como:

– Atención deficitaria.

– Perdidas de atención continuadas.

– Baja velocidad lectora.

– Te pierdes cuando lees.

– Omites o saltas palabras al leer.

– Cambias letras o palabras.

– Dificultad al copiar de la pizarra al papel.

– Uso del dedo como guía.

– Problemas de compresión lectora.

– Realizas las actividades de lectura y escritura muy cerca.

– Posturas corporales anómalas.

– Cierras un ojo o te lo tapas para leer o escribir.

– Visión borrosa al realizar tareas que impliquen lejos cerca.

– Ojos enrojecidos o cansados después de realizar el trabajo.

– Dolores de cabeza cuando lees o escribes.

– Parpadeo excesivo.

– Pobre ejecución en deportes que impliquen control de distancias.

 

Si tienes alguno de estos síntomas podemos estar ante un problema oculomotor, acomodativo o binocular.

Posible problema de procesamiento visual

Las deficiencias en el procesamiento visual, a menudo, son barreras para la eficacia en el aprendizaje.

 

DISCRIMINACIÓN VISUAL.
Hablamos de la capacidad para analizar las diferencias o similitudes entre las cosas, como por ejemplo distinguir una palabra de la otra, la letra “b” y la letra “d”, etc. o una imagen de otra. Un problema de discriminación visual puede provocar confusión de palabras con principios y finales similares.

 

MEMORIA VISUAL.
Capacidad de recordar una imagen que se nos ha presentado visualmente. Una baja memoria visual puede generar dificultades en la asociación de lo visual con lo verbal y un aumento de faltas de ortografía.

 

MEMORIA VISUAL SECUENCIAL.
Capacidad para recordar imágenes en secuencia. Problemas en la memoria visual secuencial provocaran reducción en la comprensión lectora.

 

CONSTANCIA DE LA FORMA.
Capacidad para reconocer un objeto aunque cambie su tamaño, color o posición. Un problema relacionado con la constancia de forma puede dar lugar a una confusión de palabras con principios o finales similares.

 

FIGURA-FONDO.
Es la capacidad para discriminar la figura respecto al fondo. Deficiencias en esta área provocara deficiencias de atención y problemas en obtener la idea principal.

RELACIÓN VISO-ESPACIAL.
Habilidad para discriminar la posición relativa de un objeto.
Un nivel bajo de esta habilidad puede generar inversiones en la lectura, dificultades en la direccionalidad, problemas de orientación.

 

CIERRE VISUAL.
Capacidad de visualizar toda la información sin necesidad de tener todos los detalles presentes, o de identificar un objeto aunque éste no sea visible del todo.
Cuando esta capacidad está reducida, el niño requiere de más información o ejemplos para llegar a conclusiones.

 

La habilidad de COORDINACIÓN OJO-MANO es esencial para realizar una escritura precisa y sin estrés, y para rendir eficazmente en las actividades deportivas.

 

Dificultad con LATERALIDAD Y DIRECCIONALIDAD.

 

Las gafas convencionales no son suficientes para tratar un problema de procesamiento visual, necesitamos un tratamiento individualizado de Terapia Visual.

Por tanto, todo tipo de mejora en las habilidades visuales dará como resultado una mejor eficacia y concentración en el aprendizaje.

Signos visuales después de un traumatismo

Después de sufrir un traumatismo craneoencefálico muchas de las funciones vitales básicas se pueden ver alteradas como caminar, hablar, etc, cuando las habilidades motoras fallan se ve rápidamente. Cuando una habilidad sensorial como es la visión se altera, no es tan fácil su detección.

Algunos de los síntomas son:

– Mareos.
– Inestabilidad.
– Migrañas.
– Visión doble.
– Visión borrosa.
– Sensibilidad a la luz.
– Perdida de contraste en los colores.
– Perdida del campo visual.
– Dificultad de concentración.
– Problemas de lectura.
– Juicio espacial/percepción de profundidad reducidos.
– Dolores de cuello al realizar posturas anómalas de cabeza.